Asilos politícos

ASILO- Aplicación de Asilon

La ley de Inmmigración y Naturalización (INA) de los Estados Unidos (U.S.) le permite a ciertos extranjeros presentes en U.S. aplicar para asilo y obtener algunos beneficios migratorios, incluyendo la residencia permanente.  Primero, el aplicante de asilo tiene que probar que es un “refugiado.” INA define al “refugiado” como una persona que no puede regresar a su país de nacionalidad porque ha sufrido persecución y no puede obtener protección de las autoridades de dicho país. Además, el extranjero tiene que mostrar que su miedo de persecución está bien fundamentado y que dicha persecución es debido a su raza, religión, nacionalidad, opinion política, o membresía a un grupo social. En pocas palabras, el extranjero tiene que mostrar que fué perseguido por una de éstas cinco causales. Probar persecución no es fácil.  El extranjero tiene que probar con suficiente evidencia que fue la víctima directa de persecución; circumstancias negativas generales del país no son suficientes para mostrar persecución. Para probar la condición de refugiado, en adición a las evidencias documentales, el extranjero tiene que mostrar que es creíble. La credibilidad es un factor muy importante en los asilos. El oficial de asilo y el juez de inmigración valoran las pruebas de acuerdo a la credibilidad que le presente el extranjero.

El asilo comienza cuando el extranjero presenta su petición de asilo en la forma apropiada y adjunta las evidencias que muestran que es un refugiado. La petición de asilo tiene que ser presentada dentro del primer aňo en que el extranjero llega a U.S.  Las peticiones presentadas despúes de éste primer aňo son obligatoriamente referidas al juez de inmigración para que dicho juez valore si hubo circumstancias extraordinarias que le impidieron al extranjero presentar su petición dentro del aňo que ordena la ley. Despúes de presentado el asilo, el oficial de asilos llamará al extranjero a una entrevista para que sustente su asilo. En dicha entrevista el oficial valora la prueba presentada y la credibilidad del aplicante. El official de asilo puede aprobar, negar, o referir la petición de asilo al juez de inmigración.  Si la petición es referida al juez, este es el inicio de un proceso de deportación. Esto significa que si el juez niega el asilo, el juez emitirá una orden de deportación en contra del extranjero. Ya en ésta etapa, el extranjero no puede retirar su petición de asilo.

El extranjero aplicante de asilo puede recibir permiso de trabajo despúes de 180 días de haber presentado la petición si el caso no ha sido resuelto. Esto no significa que le será aprobada la petición. El extranjero que que desee presentar una petición de asilo debe consultar a un abogado de inmigración antes de presentar dicha petición. Esta asesoría es extremadamente importante para el extranjero y su familia.  Recuerden, si el asilo es negado, la persona puede ir deportada, no importa que le hayan dado su permiso de trabajo por algunos meses. El aplicante de asilo puede apelar la decisión de asilo ante la Sala de Apelaciones de Inmigracion (Board of Immigration Appelas- BIA).

La abogada Martha L. Arias lo puede representar a Ud. en su petición de asilo ante el juez de inmigración o en las apelaciones ante la corte de apelación (BIA). Hemos representado a cientos de clientes en estas peticiones y algunos han obtenido su residencia permanente en los Estados Unidos.

This page is also available in: Inglés